Cómo Ser un Sommelier en la Vida Cotidiana

Accesorios Para Vino Infaltables

 

¿Quién no soñó alguna vez con ser un experto en vino? ¿Quién no fantaseó con aprender a catar un vino y ser un sommelier al menos por un día? Ahora que la cultura del vino está tan expandida y desarrollada, podemos convertirnos en sommeliers en nuestra vida cotidiana con solo adquirir los accesorios para vino que están disponibles actualmente en el mercado.

El vino es más que una bebida: es amigos, compañía, conversación y cultura. Y, como toda cultura, tiene su propio lenguaje que los expertos hablan a través de diversos accesorios que utilizan con precisión casi científica para asegurarnos que estamos disfrutando el vino como corresponde.

Cualquier interesado en el mundo del vino o quien quiera que gusta de disfrutar de una copa de vino blanco o tinto en las comidas no puede evitar sentir curiosidad por los accesorios específicos para esta bebida que están disponibles en el mercado. Es que todos y cada uno de ellos hacen que el vino, abrir la botella, servirla en la copa, degustarlo sea más que un gesto cotidiano: un ritual. Por supuesto cada uno de estos accesorios tienen su razón de ser y su función específica.

En este artículo hablaremos sobre los adminículos que acompañan y construyen el mundo del vino

El Sacacorchos

Si bien son muchos quienes todavía no le dan a este accesorio la importancia que se merece, es indispensable. Su función es remover el tapón o corcho de la botella para que podamos así servir el vino.

Existen diferentes tipos de sacacorchos. El más sencillo en su forma pero más complicado para usar es el tirabuzón en forma de T que debemos clavar en el corcho y luego hacer fuerza y tirar hacia arriba para tirarlo. Es el más incómodo y también el menos elegante ya que al retirar el corcho suele ser demasiado ruidoso. Otro modelo común es el que suelen usar los mozos en los restaurantes y, por supuesto, un número infinito de variedades estrambóticas cuya utilidad aún está por ser demostrada. Dicho esto, el mejor sacacarchos es aquel conocido como sacacorchos de doble impulso. Posee un tirabuzón que se inserta suavemente en el corcho y permite retirarlo suavemente sin riesgo de que se rompa.

El Decantador

Si bien no es el accesorio de vino más común, el decantador sin duda alguna contribuye al placer del vino. El decantador es una jarra de vino transparente de una forma especial (base ancha y un cuello angosto y largo) en la que se sirve el vino antes de servirlo en una copa. El decantador permite que los sedimentos que pueden tener los vinos más pesados queden en el fondo y no pasen a la botella. Además, el decantador es útil para facilitar la oxigenación del vino. Un vino puede estar entre media hora y una hora en el decantador antes de ser servido. El tiempo depende del tipo de vino que estemos hablando.

El Termómetro

Son cada vez más los amantes del vino que han agregado a su mundo personal del vino el termómetro. A medida que más personas se muestran interesadas en conocer más sobre la cultura del vino, más personas les prestan atención a servir el vino a la temperatura correcta. Servir el vino demasiado frío o demasiado caliente puede impedirnos disfrutar de los verdaderos sabores y aromas del vino, encontrarlo poco aromático o demasiado fuerte. Como regla general, los sommeliers indican que los vinos blancos se disfrutan más entre los 10 y los 12°C, los espumantes entre los 8 y los 10°C y los tintos entre los 16 y los 18°. A medida que tomamos más vino, más fácil nos resulta saber si estamos sirviendo el vino a la temperatura correcta. Pero al principio es aconsejable confiar en un termómetro especial para vinos.

La Copa

La Copa es sin lugar a dudas el accesorio más importante. Cada tipo de vino necesita un tipo de copa especial que es la más adecuada para que podamos disfrutar del vino en su verdadera y completa expresión.

En términos generales, la copa en la que beberemos el vino será de cristal liso y transparente. Tendrá un pie, un tallo y un cáliz. Trataremos de que no esté tallada. La copa debe tomarse del tallo y no del cáliz ya que de hacerlo estamos alterando la temperatura del vino. El cáliz debe ser más ancho en su parte inferior para ir poco a poco cerrándose hacia la parte superior.

Esperamos que esta guía le resulte de utilidad a la hora de invertir en los accesorios infaltables para un amante del vino.

Acerca de admin

Empresa dedicada a la fabricacion de botelleros,muebles y estuches para vinos,quesos y jamones.Mas informacion sobre nosotros en www.expovinalia.com
Esta entrada fue publicada en Accesorios para el vino, Consejos, El mundo del vino, Ideas para regalar y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>